Qué es un legado emocional (y por qué deberías empezar a crearlo hoy)

¿Se pueden transmitir las emociones de una generación a otra?

Vivimos en un momento fascinante de la Historia, se están produciendo cambios sociales, económicos y tecnológicos de manera simultánea y a velocidad de vértigo. 

Así, compañías como Neuralink avanzan hacia la creación de un dispositivo capaz de almacenar la memoria de un ser humano y, como comentamos en un artículo anterior, este año ha nacido Ztela, un sistema cognitivo con el que es posible dejar un legado emocional a tus seres queridos, es decir, todos tus recuerdos, vivencias, experiencias y pensamientos íntimos.

Ahora bien, ¿Cómo es posible hacer esto? ¿Cómo se pueden almacenar las emociones? 

Empecemos por el principio, una emoción es aquello que sientes de forma intensa. Puede ser agradable o desagradable y, generalmente, te provoca alguna reacción corporal. 

Por ejemplo, ¿te acuerdas de cuando te dieron tu primer beso? Te latía el corazón apresuradamente, subía la temperatura corporal, posiblemente temblabas un poco, pero te sentías feliz. 


Sin embargo, ese instante pasajero queda guardado en tu memoria de forma vaga y, con el paso del tiempo, apenas permanecen algunas ideas difusas de cómo fue. Por eso, ¿no sería bonito poder tener ese recuerdo vivo para siempre? Y, más aún, ¿no te gustaría poder compartirlo de nuevo con esa persona en el futuro? 

Pues ahora, gracias a Ztela, puedes volver a rememorar todas las experiencias que quieras guardar para tí o para tus seres queridos. 

Para ello, Ztela te propone acompañarte en tu día a día para animarte a que dejes por escrito, a través de notas de voz, vídeos y fotografías todo aquello que te va sucediendo y que consideras importante.

Con esa información, Ztela crea una huella única compuesta de círculos de diferentes tamaños y colores que llamamos círculos de vida, porque cada uno de ellos encierra una pequeña porción de tu experiencia vital. 


Cuando tocas ese círculo puedes volver a recordar de forma privada esa experiencia, pero también puedes compartirla con otras personas, con las almas gemelas (soulmates) que están presentes en tu vida en el momento que consideres oportuno. 


Con todas esas vivencias se irá formando un bello mosaico lleno de pequeñas teselas, que contempladas de cerca parecerán no tener significado, pero que cuando las veas en su conjunto, todo cobrará sentido y, de hecho, cuando eches la vista atrás, en el fondo de tu corazón sabrás cuál ha sido el sentido de tu vida.

Hacia la trascendencia

Ztela sabe que tu vida es única e irrepetible y que cada instante que no se registra se pierde para siempre en la inmensidad del universo. Sabe que dejar un legado es una labor que exige constancia y que cada día es necesario poner esa pequeña tesela que construirá el mosaico de tu vida. 

Por eso, te anima a que cada día, cuando un pensamiento importante te venga a la cabeza, lo transcribas a palabras, a que cuando veas un bello atardecer, saques tu móvil y lo captures con una fotografía o con un vídeo; a que cuando una enfermedad se interponga en tu camino, te desahogues y hables con ella; a que cuando veas a tus hijos correr felices por el parque, les dediques unas palabras de agradecimiento por ser tu mayor regalo en la vida…

En definitiva, Ztela te invita a que pienses a largo plazo, a muy largo plazo. Que pienses de aquí a 50 años, a 100 años o quizás más. Dicho en otras palabras, ¿te hubiera gustado saber cómo era tu tatarabuelo? Cómo era su vida allá por el siglo XIX, cuáles eran sus preocupaciones, cómo era su día a día, cómo experimentó los avatares de la vida… Seguro que a él mismo le hubiera gustado poder transmitirte toda esa sabiduría.

Ahora, tú puedes trascender, puedes seguir vivo más allá de tu propia vida. Puedes dejar una huella significativa en este planeta. Puedes hablarle de tú a tú a tus hijos, nietos, bisnietos o tataranietos… 

Como te decía al principio, vivimos tiempos fascinantes en los que la tecnología permite dejar un legado para la posteridad, pero no un legado material, eso ya podíamos hacerlo, sino un legado inmaterial, un legado emocional como regalo a este mundo.

Un regalo para tus seres queridos y para la Humanidad

Las emociones son más gratificantes cuando se comparten. Los seres humanos somos sociales por naturaleza, necesitamos el contacto con otras personas para estar completos: pareja, hijos, amigos, familia, compañeros de trabajo…

Todos son actores importantes que te acompañan en la vida y con los que vives experiencias de todo tipo, algunas más intensas, algunas más desagradables, otras incluso aburridas o monótonas, pero todas ellas forman parte de tu vida y por eso son importantes.

Ellos merecen de nuestro aprecio y cariño pero muchas veces no sabemos cómo comunicárselo, porque nos da un poco de vergüenza decir te quiero, porque nos parece que queda demostrado con nuestros hechos, pero a veces hacen falta las palabras, a veces hace falta un gesto por tu parte que demuestre lo que sientes realmente.

Y, para eso, tienes a Ztela, para entregar ese regalo emocional a tus seres queridos, para demostrarles el cariño que les tienes. Unas preciosas imágenes con tus palabras impresas, un vídeo con un mensaje importante que será leído en el futuro, una nota de voz en la que compartes tus sentimientos...    

No pierdas más tiempo, no dejes que la vida se escape entre tus manos. Empieza a construir ahora tu legado emocional. 

Empieza ahora a compartir tus experiencias con Ztela.


No te pierdas estas historias