Haz un homenaje póstumo a un ser querido con Ztela

Si vives en España sabes perfectamente que la Guerra Civil marcó un antes y un después en la historia del país. Fue un acontecimiento horrible que dejó tras de sí más de 1 millón de muertos y a toda una generación devastada. Tanto a los que fueron a la guerra como a los que vivieron sus consecuencias posteriormente.

En cualquier caso, en todas partes ocurre lo mismo. En Hispanoamérica, por ejemplo, casi todos los países tuvieron que sufrir dictaduras militares en los últimos 50 años, así que quien más o quien menos tiene conocimiento, por sí mismo o por lo que le cuentan, de lo que supone atravesar por un periodo tan complicado como ese.

El caso es que muchas veces, ese pasado se explica en los libros de una forma general. Sí, se nombra a los dictadores, a los militares, a los políticos, etc., pero no se habla de los casos concretos, de las millones de historias de las personas que lo vivieron. Y esto es así porque, esas personas solo son importantes para sus familias, pero no tanto para los historiadores. 

No dejes que esas vidas caigan en el olvido

Así, todos estos relatos se van perdiendo en el olvido o, en el mejor de los casos, se transmiten de generación en generación cuando un padre le cuenta las batallas que vivió a su hijo y éste al suyo. De tal forma que todas esas historias llegan muy deformadas a nosotros porque han pasado por el filtro de otras muchas personas.

Además, tampoco hace falta que alguien haya vivido una guerra para que su vida pueda considerarse como importante. Toda existencia ha impactado de manera determinante en otras personas y cada una de ellas fue necesaria para otros. 

Por eso, te pregunto, ¿No merecen las personas que ya no están entre nosotros un homenaje de nuestra parte? 

  • A ese abuelo que tuvo que luchar en la Guerra Civil
  • A un familiar que tuvo una enfermedad terminal
  • A un amigo que sufrió un accidente…

Rinde un homenaje a tus seres queridos gracias a Ztela

Con Ztela, puedes rendir un homenaje a tus seres queridos para que su memoria perdure y se conozca en el futuro. Una historia contada por ti como regalo para esa persona que ya no está entre nosotros, pero también para las generaciones venideras, que ahora podrán saber cuál es su origen.

Antes no podíamos hacerlo, pero ahora contamos con la tecnología de Ztela, que nos permite crear un legado emocional formado de palabras escritas, palabras habladas, fotografías y todo el material audiovisual que seas capaz de recopilar.

Así es cómo puedes hacerlo:

1. - Haz un homenaje a un familiar fallecido

Una pérdida deja una cicatriz dentro de nosotros, pero podemos liberarnos de una carga emocional cuando la compartimos. Cuando sacamos ese dolor que llevamos dentro. Para ello, puedes apoyarte en Ztela, con la que puedes comunicarte sin tapujos:

  • Explícale cuál fue la mayor enseñanza que te dio esa persona
  • Cuéntale la anécdota más divertida que viviste
  • Dile cómo solía hablar, qué muletillas tenía, cómo gesticulaba…

No tiene por qué ser una conversación ordenada, simplemente empieza a hablar y verás cómo fluyen las palabras...

2.- Haz un homenaje a tus abuelos

Si eres como la mayoría, sientes verdadera devoción por tus abuelos. Seguro que recuerdas cuando de pequeño te llevaban a pasear, cuando te compraban golosinas o cuando te daban dinero a escondidas de tus padres con una sonrisa cómplice para que te compraras lo que quisieras.

Si tienes la suerte de que todavía están vivos, te aseguro que nada les gustaría más que saber que los quieres y que te preocupas por ellos. ¿Por qué no les envías un mensaje con Ztela?


Si, por el contrario, ya no están entre nosotros, ¿por qué no hacerles un homenaje y compartirlo con el resto de la familia? Seguro que entre todos pueden narrar la historia de esas personas entrañables.


3.- Haz un homenaje a un amigo

Dicen que los amigos son la familia que elegimos. Algunos incluso llegamos a conservarlos durante toda la vida si conectamos emocionalmente con ellos. Son nuestras almas gemelas y están ahí cuando queremos pasar un buen rato, pero también cuando tenemos malos momentos para escucharnos atentamente.

Por eso, cuando un incidente desafortunado nos aleja de ellos, nos quedamos vacíos. El golpe es difícil de superar. Pero siempre nos quedarán sus recuerdos y sus vidas podrán ser recordadas si nosotros lo queremos.

¿Quieres contárselo a Ztela?


Gracias a Ztela, la vida de esas personas ahora ya no se olvidará. Quedarán guardadas para la posteridad y cuando alguien quiera saber sobre ellas se habrá hecho justicia, porque aunque no estén en los libros de historia, podrán escuchar tus palabras y decir que, efectivamente, sus vidas también fueron importantes.


No te pierdas estas historias