Entrevista a un ser querido antes de que se vaya

Qué difícil es superar la pérdida de un ser querido, ¿verdad? Lleva un tiempo atravesar la fase de duelo, es un momento en el que sentimos un amplio abanico de emociones: desde la ira hasta la tristeza o incluso la depresión, pero al final interiorizamos la pérdida y, en la mayoría de los casos, acabamos aceptando los hechos.

Sin embargo, este proceso no tiene por qué ser tan duro, puede mitigarse si nos preparamos para ello y, precisamente, eso es justo de lo que vengo a hablarte hoy. Te propongo que le hagas una entrevista a los seres que más quieres en este mundo: ya sean tus padres, tus abuelos, un vecino que ya tenga una cierta edad…

Ahora, con Ztela, puedes recoger a través de la grabación de diferentes notas de voz los testimonios de estas personas que están presentes en tu vida y te acompañan en el camino dándote sus consejos, contándote las historias que vivieron siendo jóvenes o simplemente estando a tu lado cuando los necesitabas.

Una entrevista que hará que tus seres queridos se sientan especiales

Piensa en cómo se sentirán esas personas cuando se lo propongas, se sentirán muy importantes, se sentirán halagados. Imagínate una conversación así:

  • Tú: “Papá, voy a hacerte una entrevista”.
  • Padre: “¿A mí, pero si yo no tengo nada que contar?”.
  • Tú: “Claro que sí, tú has sido mi guía en la vida y me gustaría que mis nietos escucharan tus enseñanzas contadas por ti”.
  • Padre: “Bueno, si tú lo dices, hijo… pero yo no sé qué tengo que hacer”.
  • Tú: “No te preocupes, solo tienes que hablar conmigo y con Ztela”
  • Padre: “¿Con Ztela? No sé quién es”.
  • Tú: “Pues ahora te la presento”.

Además, preparar la entrevista será toda una experiencia para tí, tendrás que convertirte en un periodista por unos días, tendrás que investigar algunos datos sobre esa persona: 

  • Dónde y cuándo nació
  • En qué casa vivió cuando era niño
  • Quiénes eran sus amigos
  • A qué colegio fue
  • Qué actividades le gustaba hacer
  • Qué deporte era su favorito
  • Cómo conoció a tu madre
  • Cuál es la anécdota más divertida que recuerda
  • Cómo eran sus padres
  • Cómo eran sus abuelos… 

Las preguntas son infinitas, todo depende de lo que quieras profundizar y de lo que el entrevistado esté dispuesto a contar, pero tú, en tu rol de “periodista”, debes intentar que se sienta cómodo, quizás en un ambiente relajado en su propia casa, quizás tomándose un café contigo. 


Es más, puedes ir más allá y sacar un álbum de fotos antiguo para que te cuente quiénes son los protagonistas de cada una de las instantáneas que vas pasando, por qué fueron a aquellos lugares, cómo puede ser que haya cambiado tanto la ciudad en estos años...

De hecho, te recomiendo que hagas varias sesiones, e incluso que las siguientes veces que estés frente al entrevistado te animes a grabarlas en vídeo (que también puedes hacer con Ztela) si no se siente incómodo. 

Una experiencia que recordarás toda la vida

Créeme, este momento lo vas a recordar durante toda la vida, no solo por el cariño que pusiste en la preparación de las preguntas, del espacio donde se iba a sentar el entrevistado, del café con galletas que te tomaste con él o de la entrega del material que después pudiste hacerle a tu padre.

Te garantizo que este tiempo de calidad te permitirá decir en un futuro lejano, cuando esa persona ya no esté entre nosotros, que una vez le hiciste un pequeño homenaje a tu padre y a otros seres queridos importantes para tí, que conseguiste que se sientieran importantes aunque fuera una sola vez en la vida y que esa experiencia quedará registrada para siempre y no se perderá en el olvido gracias a Ztela.

La pérdida siempre será dura, pero ahora podrás recordarlos a ellos tal y como eran y, quién sabe, quizás llegado el momento puedas volver a esbozar una sonrisa volviéndolos a escuchar.

¿Qué me dices? ¿Te animas a grabar una entrevista a tus seres queridos? Ahora puedes empezar a hacerlo gracias a Ztela.



No te pierdas estas historias