Consejos de padres a hijos: cómo lograr tus metas y objetivos

Desde que vamos tomando conciencia de la vida y entramos en la etapa de escolarización, nuestra trayectoria se va nutriendo de ir alcanzando propósitos a corto plazo que, con el devenir del tiempo, van aumentando de dificultad y envergadura. 

Y es que cumplir metas contribuye enormemente a reforzar la personalidad de cada uno, ya que mejora la autoestima, y a acercar ese ansiado éxito que siempre buscamos en todos los ámbitos de la vida. 

Por eso, en este post quiero que leas estas sabias enseñanzas que podrían darle unos padres a sus hijos:

  • 36. Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles

Intenta ser lo más realista posible. Es estupendo tener sueños, metas e ilusiones, pero también es necesario añadir una pizca de racionalidad y realismo. Ve cumpliendo objetivos poco a poco y que sean abarcables por ti. Cuando menos te des cuenta ya habrás llegado a la cima.

  • 37. Haz deporte o ejercicio cada día

Aunque suene a tópico, te lo prometo, realizar algún tipo de actividad física cada día ayudará a liberar endorfinas, encargadas de potenciar tu buen estado de ánimo, bienestar y tranquilidad. Además, ayudará a que despejes tu mente, dediques tiempo a ti y a tu salud. Solo tienes que elegir una actividad que te guste llevar a cabo y ponerla en práctica.

  • 38. Practica la humildad

No confundas humildad con desmerecimiento. Puedes estar orgulloso de tus logros y objetivos cumplidos, pero no es necesario que alardees de ello o presumas de forma continua. Lo ideal es tener conciencia tú de todo lo que has conseguido y continuar esforzándote para ser el mejor desde una perspectiva humilde.

  • 39. Aprende a gestionar el rechazo y las críticas

Es imposible que caigas en gracia a todos los que te rodean, porque habría cierta hipocresía en ello. No vas a encajar con cada una de las personas que pasen por tu vida, pero no por eso tienes que cambiar tu forma de ver la vida ni tomártelo de forma negativa. Acepta que puedes cometer fallos, no gustarle a todo el mundo o recibir opiniones poco positivas. Lo esencial es que lo asimiles y sigas siendo igual de feliz.

  • 40. No temas pedir ayuda

Tenlo claro siempre: está bien acudir a terapia; pedir ayuda a tu superior en el trabajo cuando no sabes cómo actuar; sentir la necesidad de ser aconsejado por otros… No pasa absolutamente nada por eso y no muestras ningún tipo de debilidad por ello; muy al contrario, aparentas madurez y aceptación.

  • 41. Nunca dejes de hacer aquello que deseas

Tus aspiraciones son importantes: valóralas. No te conformes con lo que tienes, pero no desde una óptica negativa, sino con el afán de superarte cada día y volar más alto. Tienes un poder inconmensurable para conseguir grandes cosas y puedes hacerlo.

  • 42. Cuando te encuentres muy mal y creas que no vas a superar una situación, lee esto.

La vida da muchos, muchos embates; es dura y bonita al mismo tiempo, pero cuando los momentos más bajos te embargan parece que no existe ni un rayo de esperanza. Te prometo que no es así. Todo termina sanando, aunque duela un tiempo y la mayoría de los problemas de este mundo tienen solución, excepto la muerte.

  • 43. No te atormentes con un futuro incierto, sino céntrate en el presente

Si solo te detienes un momento a advertir la cantidad de tiempo que pasas preocupándote por todas las opciones que pueden ocurrir en el futuro, podrás entender por qué te doy este consejo. Por mucho que valores lo que puede ocurrir, no va a evitar que suceda cualquier cosa. Deja que todo siga su curso y aprende a gestionar tus miedos y preocupaciones para convertirlos en pensamientos productivos en el presente.

  • 44. Cultiva tu alma y tu mente

¿Qué tal si reservas parte de tu tiempo cada día para leer un libro que te guste, practicar ese hobby que tanto te apasiona, caminar por la naturaleza, contemplar el atardecer…? Escapar de las obligaciones y las tareas diarias para disfrutar de tu tiempo libre te ayudará a relajarte y encontrar ese momento de expansión tan importante para llevar una vida sana y equilibrada.

  • 45. Sé ambicioso para conseguir tus objetivos y ser feliz, pero no solo para obtener reconocimiento de los demás y alardear de ello.

Esforzarte por algo solo para que los demás te alaben y considerarte mejor que el resto te prometo que no lleva a absolutamente nada. Todo lo que quieras llevar a cabo en tu vida tiene que ser de acuerdo a principios sólidos, por afán de superarte y conseguir tus sueños per se.

¿Crees que si tus hijos leyeran o escucharan alguna de estas enseñanzas las recibirán con alegría y agradecimiento? La respuesta a esa pregunta es muy sencilla: sí. Por eso, ahora te invito a que grabes un audio con tus propias palabras.

Sigue leyendo otros consejos de padres a hijos...


No te pierdas estas historias