50 consejos que un padre puede darle a sus hijos

¿Qué consejos les darías a tus hijos? Como sabes, a lo largo de la historia siempre ha ocurrido lo mismo: los hijos no escuchan a los padres. Es normal, es lo que se conoce como brecha generacional. 

Pero también es verdad que cuando nuestros hijos se hagan mayores, si los has querido con locura, también reconocerán tu esfuerzo, entenderán por qué tomaste determinadas decisiones que ellos no entendieron…

Por eso, te propongo que inicies, con la ayuda de Ztela, una nueva aventura: que dejes por escrito o a través de la grabación de un audio todos los consejos que quieres darles a tus hijos para transmitirles toda tu experiencia, todo lo que te ha ayudado a progresar en la vida.

Para ello, quiero mostrarte 50 consejos que han inspirado a muchos padres y que abarcan diferentes temáticas:

  • Éxito
  • Personalidad
  • Relaciones sociales
  • Metas y objetivos
  • Finanzas

Todo ello, para que tengas una referencia y puedas añadir tú también todos los que quieras para construir un legado propio. 

Vamos a verlos:

Consejos de padres a hijos: cómo convertirte en una persona exitosa

  • 1. Solo las personas que madrugan tienen éxito en la vida. 

Cuando estás esperando el transporte público todos los días a las 8:00h. de la mañana con la cara adormilada, muchas personas ya se han despertado horas antes, han hecho deporte, organizado sus tareas de la semana y, al mismo tiempo que esperas, ellos ya han adelantado su día. Solo aprovechando tu tiempo y exprimiéndolo al máximo cosecharás éxitos.

  • 2. Si necesitas un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

Es importante separar el ámbito emocional del laboral, porque el primero no siempre influye de forma positiva en el segundo. Por eso, cuando necesites realmente una recomendación crucial para encaminar tu profesión, consulta con alguien versado en ese campo y recurre a familia o amigos para recibir ánimos o apoyo emocional.

  • 3. El camino sencillo termina siendo el más complicado

Deshecha los atajos y las triquiñuelas para lograr tus deseos. Construir una casa rápido con los cimientos endebles o materiales poco firmes te aportará una sensación de éxito muy efímera, porque cuando llegue algún embate, la construcción se desmoronará irremediablemente. Lo importante no es llegar pronto, sino llegar bien.

  • 4. Tus pensamientos te definen: piensa en positivo

La regla es muy fácil: si solo pasan por tu mente pensamientos pesimistas y poco esperanzadores, eso será justamente lo que terminarás atrayendo a tu vida: momentos opacos. Si, aunque las circunstancias no te acompañen, mantienes una actitud de confianza y seguridad en ti mismo, aceptando los vaivenes de la vida con entereza, terminarás acercando la positividad.

  • 5. Es más importante saber escuchar que hablar todo el tiempo

Recuerda que el afán de demostrar tus conocimientos o querer dar la sensación de que eres muy sabio sin permitir que los demás intervengan en una conversación o acaparando continuamente la atención, la mayoría de las veces jugará en tu contra. Aprende a ser más prudente, escuchar a los que tienen la palabra y respetar los turnos.

  • 6. Trata a tus empleados con el mismo respeto con el que tratas a tus clientes

Si algún día llegas a montar tu propia empresa o negocio, recuerda que es esencial tratar con respeto y consideración a aquellos que forman parte de tu equipo. Gracias a ellos, tu proyecto es posible. Por eso, cuídalos tanto como a tus clientes, atendiendo sus peticiones y velando por su bienestar laboral.

  • 7. Crea rutinas, pero evita la monotonía

Ir al trabajo todos los días, por ejemplo, es un acto rutinario, pero… ¿qué tal si de vez en cuando acudes a tu puesto por alguna ruta diferente? O, por qué no, desayunas fuera de casa algún día de la semana y te das el capricho de esas natillas con galletas de la cafetería de la esquina… Las rutinas son estupendas para mantener una vida equilibrada y organizada, pero no permitas que se conviertan en monótonas simplemente variando pequeñas acciones cada cierto tiempo.

  • 8. Comienza por las tareas difíciles

No postergues eternamente aquellas labores que te resultan más complicadas o arduas de realizar. Seguramente, cuando estés haciéndolas, sean mucho más sencillas de lo que imaginabas o, si aún así, son difíciles, aprenderás de la situación para el futuro.

  • 9. “Si tú no trabajas por tus sueños, otros te contratarán para que trabajes por los suyos” (Steve Jobs, cofundador y presidente ejecutivo de Apple​)

Esta frase de Steve Jobs tienes que llevarla como lema vital en tu día a día. Esfuérzate por alcanzar tus ideales y lucha por conseguir lo que te propongas. Nunca es tarde para perseguir tus sueños.

¿Te han inspirado estos consejos para comenzar a dejar constancia de tus propias enseñanzas para lograr el éxito? Tus hijos del futuro te lo agradecerán.


Sigue leyendo otros consejos de padres a hijos...

No te pierdas estas historias